Amenazas

Una amenaza hace referencia a las condiciones y algunos factores que hacen posible que esa especie sufra algún daño, inclusive, que puede llegar a desaparecer. Todos los seres vivos corren riesgos que ponen en peligro su supervivencia, pero en ciertas circunstancias, unas especies son más vulnerables que otras. Las Tortugas Marinas no son ajenas a lo anterior, una de sus principales amenazas es la destrucción o modificación de su hábitat, entre los que se incluyen playas, lagunas costeras, arrecifes coralinos, e inclusive el océano abierto. Hoy en día existe tecnología para construir grandes puertos, marinas, complejos turísticos y otro tipo de obras de infraestructura que representan la destrucción de grandes extensiones de vegetación costera, o la modificación de la dinámica natural de playas lo que también significan la generación de desechos y otras fuentes de contaminación, como el ruido o la luz artificial excesiva, la cual provoca que las adultas que salen a desovar y las crías que emergen de los nidos se desorienten y les impida cumplir con su ciclo de reproducción. (Las playas son un componente importante del ciclo reproductivo de las tortugas marinas porque es precisamente ahí donde depositan sus huevos)

El uso excesivo de plásticos, es tal la cantidad de este tipo de desechos acumulados en el mar, que las corrientes las concentran en algunos puntos formando enormes “islas” de plástico; lamentablemente en muchos casos esos plásticos causan la muerte de tortugas y otros animales cuando éstos los tragan, confundiéndolos con su alimento. Hay otras situaciones que pueden significar amenazas para las tortugas marinas, como por ejemplo el cambio climático, este cambio significa una serie de transformaciones en el planeta que pueden modificar las rutas migratorias o las áreas de alimentación, o el incremento del nivel del mar ocasionando la pérdida de playas, pero también se puede incrementar la temperatura de incubación de la arena, aspecto importante porque precisamente la temperatura de la arena tiene mucho que ver con en la incubación de los huevos para la producción de hembras o machos.

Otra amenaza son las actividades humanas que afectan directamente a las tortugas marinas, la captura de adultos y la cosecha de huevos que por décadas se han practicado en muchos países. Aunque por muchos años las tortugas marinas fueron fuente de alimento y de recursos para comunidades costeras, el problema surgió porque su aprovechamiento no se hizo de manera ordenada, llegándose a la sobreexplotación. El saqueo de los huevos en las playas de anidación es una práctica que aún persiste y que tiene un impacto determinante en la situación de riesgo en la que se encuentran los quelonios, lo que la convierte en una de las amenazas más graves. Hoy en día, en la gran mayoría de los países, el aprovechamiento directo de las tortugas o de sus huevos está prohibido, o por lo menos regulado, pero eso no significa que no haya personas dispuestas a capturarlas violando la ley. Como muchas otras especies, las tortugas son organismos migratorios, lo que significa que pueden pasar parte de su ciclo en países donde sí se tenga y se aplique un marco legal adecuado para su protección, pero también en aquellos en los que ocurra lo contrario.

La pesca incidental (capturadas accidentalmente en redes pesqueras) dirigidas a otras especies, las embarcaciones camaroneras pueden capturar tortugas cuando realizan sus arrastres porque el camarón forma parte de la dieta de algunas especies.; también puede suceder que las tortugas muerdan anzuelos que son colocados para capturar a otras especies, o que se enreden en las líneas pesqueras o que queden atrapadas en redes de deriva, lo que puede significar que mueran. Se han tomado algunas acciones para evitar estas situaciones de peligro para las Tortugas Marinas pero evidentemente esto aún no es suficiente. Es necesario que todos hagamos algo para intentar reducir el potencial destructivo de estas amenazas, y no sólo se trata de no consumir carne o huevos de tortuga, en muchos casos sólo se trata de cambiar algunos hábitos, ya que de acuerdo a lo descrito en esté artículo son afectadas de muchas maneras por las actividades humanas, por ejemplo podemos reducir el uso de materiales plásticos, sobre todo los desechables, sustituyéndolos por otros que se puedan usar por más tiempo. La decisión está en cada uno de nosotros.

¿Te gustó el artículo?

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fundación Tourtugas
La Fundación Tourtugas es una organización joven, privada, sin ánimo de lucro, comprometida con las tortugas de Colombia.
Enviar
Letras más grande
Contraste de color