Entra a la caja Archelón y encuentra diferentes de tortugas para regalar.

La caja de Archelon

Turismo Comunitario

Se debe entender como una estrategia local de aprovechamiento de ventajas comparativas en condiciones complejas desde lo social, económico, ambiental y cultural, que con unas mínimas oportunidades y capacidades pueden transformar su realidad o entorno en oportunidades competitivas para las comunidades involucradas, otorgando así soluciones prácticas a problemas complejos como la paz y el desarrollo. Constituyéndose en una alternativa innovadora de aprovechamiento de los recursos locales de manera sostenible, que permiten generar empleo y nuevas formas de ingresos económicos a comunidades con recursos económicos limitados o excluidas.

El turismo comunitario en Colombia, se desarrolla principalmente en zonas rurales posibilitando la interacción de las comunidades, por lo general grupos étnicos y familias campesinas, con sus visitantes, permitiéndoles ejercer un papel protagónico en su planificación y gestión, al igual que participan de la distribución de sus beneficios y/o utilidades. Se caracteriza por la preservación de los recursos naturales y valorización del patrimonio, los derechos económicos, sociales y culturales de sus habitantes. Es posible decir que esta modalidad de turismo, se constituye en una forma de hacer turismo social, en la cual se privilegia el desarrollo integral de las comunidades receptoras, respondiendo al fuerte compromiso asumido por las naciones pertenecientes a la Organización Mundial del Turismo – OMT, luego de la firma de la declaración sobre “El Turismo al Servicio de los Objetivos del Milenio” en el 2009, en la cual se reconoce la importancia del turismo, como contribuyente de desarrollo socioeconómico de los países y en el caso particular del Turismo de Naturaleza una estrategia para la conservación de la misma.

Foto tomada desde el avión al corregimiento de El Valle municipio de Bahía Solano. Se aprecia la desembocadura de dos ríos al mar y parte de la espesa selva verde.
Foto de la playa La Cuevita durante la marea baja. Se aprecia la arena humeda y el borde de la selva, hasta donde llega el mar cuando sube la marea. Hay algunas personas caminando en la playa.

El Valle – Bahia Solano

Bahía Solano es un municipio perteneciente al departamento del Chocó, dicho municipio está ubicado al nor-occidente de Colombia en el Océano Pacífico Norte. Es un lugar de visita obligado para los amantes de la naturaleza, podrás disfrutar de playas exuberantes, bucear en arrecifes coralinos, hacer avistamiento de ballenas, practicar el surf o emprender caminatas en la selva húmeda tropical para maravillarse con su rica biodiversidad, riachuelos y cascadas. En Bahía Solano también podrás pescar en el mar y en los ríos, relajarte en las aguas termales, gozar de la comida típica pacífica y gozar del contacto con las culturas negra e indígena.

El Valle, corregimiento conectado con Bahía Solano a través de una carretera de 18 kilómetros, es un caserío apacible donde la vida se mueve al ritmo de la marea. Cuando sube, se extiende por la franja de arena donde se levantan los hoteles y nutre los ríos que se internan en la Serranía del Baudó, como el río Valle, cuyas aguas están bordeadas por cuatro especies de manglar. En este hermoso corregimiento existen dos grupos tortugueros llamados Asociación Caguama y Asociaión Olivácea.

La Asociación Caguama busca que su producto propicie en los turistas una experiencia de avistamiento de tortugas en estado silvestre en la que se tenga un contacto cercano con las actividades de conservación emprendidas por la comunidad local y se adquiera conciencia ambiental. Se da a través de un recorrido a pie de aproximadamente 5.7 km desde el corregimiento de El Valle hasta la Estación Septiembre (propiedad de la Fundación Natura) Sucede principalmente a lo largo de la Playa La Cuevita: Durante el recorrido se distinguen tres momento y espacios principales. El primero se da desde el hotel de los turistas en la zona urbana o semiurbana de El Valle hasta el punto de entrada a la Playa La Cuevita en el punto conocido como la vocacional. . El segundo momento o espacio se da desde la entrada a la Playa La Cuevita hasta la casa de Eliseo Paz, donde se encuentra el primer vivero artificial (tortugario) administrado por la Asociación Caguama. El segundo momento o espacio se da desde la entrada a la Playa La Cuevita hasta la casa de Eliseo Paz, donde se encuentra el primer vivero artificial (tortugario) administrado por la Asociación Caguama.

Para disfrutar este apasionante recorrido, ten encuenta las siguientes recomendaciones:

• Llevar agua, mecato o lo que deseen consumir durante la actividad, ya que en todo el recorrido no se encontrará tiendas.

• Llevar repelente, capa, linterna, camiseta o camisa de manga larga y pantalón largo, zapatos playeros o tenis, cámara y bolsas plásticas para que protejan sus pertenencias de la lluvia, y para llevar la basura que generen
• No separarse del monitor o monitora guía.

• No tocar a las tortugas ni a los huevos, ni darles alimentos.

• No asistir a la actividad en estado de embriaguez o bajo el efecto del alcohol, ni consumir bebidas alcohólicas ni sustancias alucinógenas durante la actividad.

• No tomar fotos con flash de frente ni iluminar la cara de la tortuga. Fotografiarla solo cuando va camino al mar.

• No acercarse a menos de tres metros de la tortuga. Observar la ovoposición sentados y en silencio o hablando muy bajo.

DONACIONES OLIVÁCEA – BAHÍA SOLANO

El 9 de noviembre de 2013, la Fundación Tourtugas llevó a cabo una jornada de entrega de donaciones en el corregimiento de El Valle municipio de Bahía Solano, departamento del Chocó, fueron entregadas una dotación de zapatos playeros y algunos morrales para fortalecer y apoyar el trabajo realizado por la Asociación Olivacea. Organización nueva comunitaria que propende por la conservación de las Tortugas Marinas a través del Ecoturismo, entre otras actividades turísticas.

Durante el fin de semana también hubo espacio para compartir los nuevos proyectos de esta organización comunitaria y consolidar los lazos entre ambas instituciones. Agradecemos a todos nuestros benefactores, donantes y voluntarios quienes apoyan nuestra causa, mejorando la calidad de vida de quienes “cohabitan” con las Tortugas Marinas como estrategia de conservación.

A partir de esta visita y por el año 2014, llevamos a cabo nuestro programa de adopción de nidos, como estrategia de divulgación sobre las tortugas marinas al interior del país.

Integrante de la asociación Olivácea recibiendo donaciones de maletas y zapatos de playa por parte de la Fundación Tourtugas
Letras más grande
Contraste de color