Las tortugas marinas Carey (Eretmochelys imbricata) son una de las especies más hermosas e importantes del océano. Ayudan a los arrecifes de coral a prosperar y para los buceadores o quienes practican snorkel, es uno de los encuentros más emocionantes en la naturaleza.

Todas las especies de tortugas marinas se encuentran amenazadas por la caza ilegal para comercializar su carne y huevos, la perdida de playas para anidación, la captura en redes de pesca y la contaminación marina. Sin embargo, la tortuga carey también ha sido perseguida hasta el borde de la extinción por su hermoso caparazón también llamado “Concha de Tortuga”. El uso de la concha o caparazón de la tortuga carey y la fabricación de productos con sus escudos, ha aportado significativamente a la reducción de esta especie en el mundo, al punto que hoy se encuentra en Peligro Crítico de Extinción.

Aunque la tortuga carey está protegida por la ley en la mayoría de los países, la caza ilegal y el comercio de sus partes continúa. A menudo, las actividades ilegales se llevan a cabo en zonas remotas, lo que hace imposible el cumplimiento de la ley,  así mismo, la falta de información o divulgación de esta problemática para los turistas, facilita la compra de objetos de recuerdo y/o artesanías hechas con carey sin que ellos sepan el origen de dicho material y lo que esto significa para la especie.

Por lo cual organizaciones como See Turtles a nivel internacional y Fundación Tortugas del Mar en Colombia, han documentado el comercio de artesanías en Carey en la ciudad de Cartagena; el cual se encuentra disponible en el reporte final de la iniciativa Too Rare To Wear. Dicho informe reporta que Colombia con 2593 piezas de carey anuales registradas para la venta, es el segundo destino en Latinoamérica y el Caribe con la mayor oferta de carey, además las ventas anuales del carey se estiman en US $20990, cifra que representa la mayor proporción de las ventas de todo el mercado, 40,5 %.

Entendiendo que la comercialización ilegal de artesanías de carey no es exclusiva de las ciudades costeras en Colombia,  Fundación Tourtugas se suma a esta causa liderando como aliado estratégico en la ciudad de Bogotá la iniciativa #YoNoComproCarey junto con la Fundación Tortugas del Mar, y de esta manera ayudar a la protección de las tortugas carey.

Infografía del orígen de carey:
Letras más grande
Contraste de color