La olvidada historia de las tortugas que viajaron a la Luna

5/5 (3)
Fotografía de una tortuga, editada con dibujo sobre ella de un casco y tanque de oxígeno

Ilustración “Tortugas Astroanutas”

Cuando hablamos de viajes tripulados a la Luna siempre pensamos en los astronautas del Apolo. Entre 1968 y 1972, dos docenas de seres humanos viajaron a nuestro satélite. Doce de ellos incluso lo pisaron. Sin embargo, no fueron los únicos seres vivos en visitar la Luna. Ni siquiera los primeros. Ese honor le corresponde a las tortugas soviéticas del programa Zond/L1. Nada más y nada menos que seis tortugas volaron alrededor de la Luna y regresaron sanas y salvas a la Tierra. 

 

Después de muchas complicaciones por parte de la URSS, misiones naufragadas y
contratiempos en el programa lunar soviético, para comprobar que el medio cislunar no constituía un peligro para los seres vivos, se decidió incluir una carga biológica de lo más variada dentro de la cápsula espacial. La nave llevaba varios escarabajos, moscas drosofila, plantas del género Tradescantia, semillas de trigo y pino, algas unicelulares Chlorella, así como varios cultivos celulares. Pero las protagonistas del viaje serían dos tortugas de la especie testudo horsfieldi, también conocida como tortuga rusa. Los científicos soviéticos eligieron estos animales por su bajo consumo de oxígeno y porque su capacidad para sobrevivir varios días sin alimentos. De hecho, la pareja de tortugas fue introducida doce días antes del vuelo y no recibieron comida durante la misión.

La Zond 5 despegó desde Baikonur rumbo a la Luna el 15 de septiembre de 1968, el 18 de septiembre pasó a 1950 kilómetros de la superficie de la cara oculta de la Luna y el 21 de septiembre reentró en la atmósfera terrestre, pero los sensores defectuosos impidieron que realizase la maniobra para aterrizar en territorio soviético, por lo que la nave realizó una reentrada balística sobre el océano Índico. Las pobres tortugas tuvieron que sufrir un descenso movidito de seis minutos, con picos de aceleración de 16 G. Mientras, en el exterior el escudo térmico alcanzaba los 1300º C.

La leyenda cuenta que los marinos del Borovichi se asustaron al escuchar ruidos dentro de la cápsula. Pensaron que quizás podría tratarse de un sistema de autodestrucción -aunque la Zond 5 no iba equipada con uno-. En realidad se trataba de ruidos provocados por los movimientos de nuestras amigas las tortugas espaciales, que se habían convertido oficialmente en los primeros seres vivos en viajar a la Luna y volver con vida.

Los científicos analizaron el estado de los reptiles, que parecía normal a pesar de haber perdido un 10% del peso que tenían antes del vuelo. En cualquier caso, algunos informes apuntan a que una de las tortugas perdió un ojo, quizás durante la violenta reentrada. Los dos animales se mostraron muy activos y con mucho apetito -normal, después de tantos días sin comer-. Los análisis de sangre no mostraron ninguna diferencia con las tortugas de control que habían permanecido en la Tierra,pero lamentablemente para nuestras heroínas, tras finalizar los análisis pertinentes serían sacrificadas con el fin de realizarles una autopsia en profundidad.

Las tortugas de la Zond 5 no serían las últimas en ir al espacio. La Zond 7 llevó cuatro tortugas que visitaron la Luna y regresaron vivas a la Tierra. Al igual que sus hermanas de la Zond 5, viajaron dentro de un contenedor especial tras ser “entrenadas” en el Edificio 3 del instituto IMBP de estudios biológicos de Moscú. Las últimas tortugas espaciales soviéticas volarían en 1975 a bordo de la Soyuz 20, que permaneció 90 días acoplada a la estación militar OPS Salyut 5. Desgraciadamente, hoy en día casi nadie se acuerda de la odisea de las tortugas lunares soviéticas, y eso que fueron los primeros seres vivos en viajar más allá de la Tierra y que regresaron para contarlo (esto último es un decir). 

A partir de ahora, cuando mires a la Luna, recuerda que los primeros seres que viajaron hasta allí fueron dos pequeñas tortugas rusas. Puede que no sean tan famosas como Laika, pero fueron igual de pioneras.

Fuente: http://danielmarin.naukas.com

Resumen
La olvidada historia de las tortugas que viajaron a la luna
Nombre del artículo
La olvidada historia de las tortugas que viajaron a la luna
Descripción
Tortugas soviéticas fueron los primeros seres vivos en viajar a la luna y volver sanas y salvas a la tierra.
Autor
Editor
Fundación Tourtugas
Logo del editor

¿Te gustó el artículo?

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Letras más grande
Contraste de color