Nube: Una tortuga marina milagro en la naturaleza

5/5 (8)
Fotografía de una tortuga marina con leucismo en el tanquue del centro de rescate. Su caparazón y piel no tienen mucho color, su apariencia es casi blanca.

Nube: Tortuga Marina con leucismo – Foto: Oliveridley project

Nube (Cloud en inglés) es una tortuga marina verde con una condición genética llamada leucismo. El leucismo es una condición en la que los animales tienen una pigmentación reducida; es diferente del albinismo ya que los animales albinos tienen una pérdida total de pigmento, dejándolos completamente blancos con ojos rojos o rosados. En este caso, Nube tiene ojos negros y una pequeña cantidad de pigmento en la piel.

¿Cuáles son las probabilidades para las tortugas marinas?

Las tortugas marinas enfrentan muchos desafíos en la naturaleza desde el día en que nacen. Una vez fuera del nido, deben correr hacia el océano; evitando los cangrejos y las aves que los depredan. Aquellos que llegan al océano todavía no son seguros ya que el océano contiene muchas especies de peces y tiburones que los comen. Pasan sus primeros meses tratando de esconderse bajo parches de algas en el océano, creciendo tan rápido como sea posible cuanto más grandes son, menos depredadores tienen.

A las tortugas marinas les toma muchos años alcanzar la madurez. Una tortuga verde toma entre 30 y 45 años para alcanzar la edad de reproducción. Ella debe sobrevivir durante tanto tiempo en el océano antes de que pueda comenzar a reproducirse. La difícil situación de las tortugas marinas se vuelve aún más trágica cuando agregamos los efectos de los humanos.

Efectos humanos sobre las tortugas marinas

La presión humana es una amenaza relativamente “nueva” para las tortugas marinas. Las tortugas marinas han estado en nuestro planeta desde los dinosaurios, ¡hace unos 110 millones de años! A lo largo de todo este tiempo, las tortugas marinas adultas han vencido las probabilidades y han sobrevivido donde muchas otras especies han caído. Sin embargo, en los últimos 100-130 años, los humanos han ejercido una presión tan inmensa y abrumadora sobre las especies que ahora enfrentan la amenaza real de la extinción. Esta presión viene en muchas formas: caza furtiva, pérdida de hábitat, redes de pesca y contaminación como el plástico y el petróleo. Durante un tiempo, han evolucionado para superar una gran cantidad de desafíos, pero esta amenaza humana reciente ha surgido tan rápidamente y en una escala tan grande, que ha empujado a las 7 especies a un estado amenazado o en peligro de extinción. Las poblaciones que alguna vez fueron abundantes se han desplomado, y algunas poblaciones han disminuido hasta un 95%.

Leucismo – una condición extremadamente rara

Ahora agreguemos el hecho de que Nube nació con leucismo. Aunque no hay cifras exactas de cuántas tortugas nacen con leucismo, sabemos que es extremadamente raro. El leucismo es un defecto genético anormal, y no es útil. El camuflaje es importante para todos los animales, especialmente para las crías muy pequeñas de tortugas marinas que están depredadas por casi todo. Entonces, nacer blanco te hace destacar siendo muy visible para los depredadores.

Nube ha superado las posibilidades de crecer hasta su tamaño actual de 16 kg. Aunque todavía no es adulto, ha superado una montaña de desafíos y probabilidades de sobrevivir tanto tiempo en el océano sin su color de piel tradicional. Parece casi imposible, es un milagro que ella haya superado esas probabilidades.

La historia de Nube

Nube pertenece a la especie de tortuga verde. Fue rescatada del océano en el atolón de Male, cerca de la isla capital de Maldivas. La encontraron flotando en el océano e incapaz de sumergirse. Sus rescatistas intentaron liberarla en dos ocasiones, pero ella seguía flotando en la superficie. Después de un par de días de verla flotar en el área, la recogieron, la llevaron de regreso a la isla de Gaagandu y llamaron al Centro de Rescate de Oliveridley Project.

El síndrome de flotabilidad es un problema en las tortugas marinas y frecuente en el centro de rescate. Después de escuchar su historia, recomendaron llevarla al centro para una revisión médica. Es así como Nube tomó un hidroavión de Male a Coco Palm Dhuni Kolhu en el atolón Baa, donde se encuentra el Centro de Rescate de Oliveridley Project; a su llegada la acomodamos en un tanque. La primera noche se quedó mayormente en la superficie, pero al día siguiente encontramos a Nube felizmente descansando en el fondo de su tanque. Le llevaron algunos pastos marinos para comer, la dieta principal de una tortuga verde.

Nube tenía un caparazón deformado; la parte superior de su caparazón tenía un bulto notable. En la radiografía también se encontró que su columna vertebral estaba anormalmente curvada, una condición llamada escoliosis; afectando también la anatomía de sus pulmones; pues los pulmones se encuentran unidos al caparazón de las tortugas marinas. Las tortugas leucistas suelen tener múltiples malformaciones. Tienen defectos genéticos y también pueden desarrollar malformaciones durante el desarrollo embrionario. A pesar de todo esto, Nube estaba nadando y buceando bien y no parecía afectado por sus problemas de nacimiento.

La liberación

Una vez que Nube había pasado su evaluación veterinaria, estaba lista para ser liberada. Aunque los especialistas del Centro de Rescate tenían dudas pensando que tal vez que ella no se zambulliría. Ella (Nube) no mostró signos de flotabilidad durante su estancia en el Centro, por lo que no fue posible observar ninguna razón por la que permanecería flotando, sin embargo, así fue como la recogieron inicialmente. Nube fue llevada en un barco junto con otras tortugas que estaban listas para ser liberadas. La llevamos a un corto viaje cerca de una isla deshabitada donde tendría un mínimo de disturbios.

Después de soltarla, se volvió rápidamente hacia sus rescatistas y biólogos, pasó nadando justo debajo del bote y se lanzó rápidamente en dirección a la isla. Silenciosamente a cierta distancia con el bote, el equipo del Centro de Rescate de Oliveridley Project, la seguía para asegurarse de que no comenzara a flotar. Tomó un breve descanso en la superficie y ella rápidamente se fue nadando; – como lo hacen todas las tortugas marinas –  ella parecía estar nadando y buceando bien.

Nube es un milagro de la naturaleza. Una tortuga marina blanca que ha superado probabilidades imposibles de crecer a su tamaño actual. Una rara y hermosa tortuga, esperamos que continúe superando las probabilidades y que viva una vida larga y feliz.

Fuente: Proyecto Oliver Ridley

 

 

Resumen
Nube blanca: Una tortuga marina milagro en la naturaleza
Nombre del artículo
Nube blanca: Una tortuga marina milagro en la naturaleza
Descripción
Nube es una tortuga marina verde con leucismo, es decir con pigmentación reducida. El leucismo es diferente del albinismo ya que los animales albinos tienen una pérdida total de pigmento, dejándolos completamente blancos con ojos rojos o rosados. Nube tiene ojos negros y una pequeña cantidad de pigmento en la piel. Fue encontrada en el océano con problemas de flotabilidad.
Autor
Editor
Fundación Tourtugas
Logo del editor

¿Te gustó el artículo?

Fundación Tourtugas
La Fundación Tourtugas es una organización joven, privada, sin ánimo de lucro, comprometida con las tortugas de Colombia.
Enviar
Letras más grande
Contraste de color